Ir al contenido principal

VERDAD - 144 AVENIDAS NEURONALES HACIA EL YO PROFUNDO




Dios no tiene religión. Mahatma Gandhi.

La mente humana, conforme ha venido expandiéndose a lo largo de la evolución, ha proyectado una imagen distinta de Dios. Una imagen que ha cambiado de forma y atributos, en la misma medida que, a su vez, cambiaba la mente del que la imaginaba y sentía. Durante milenios, la idea de Dios ha tratado de configurar un Principio de Orden Superior que, al
parecer, los seres humanos en cualquier cultura y tiempo, siempre reverenciaron y consideraron como existente.

En un principio, se vio a dios en el trueno y el relámpago, en el volcán y el terremoto. Se trataba de un dios temible, tan insospechado como brutal. Un ente enfurecido al que se ofrecían frutos y sacrificios para tratar de aplacar su terrible enfado. Pasó el tiempo, y ese dios empezó a resultar pequeño, la mente se abrió y el ser humano proyectó su idea acerca de lo supremo en un dios más universal: El Sol. Una divinidad radiante a la que saludaría todas las mañanas y despediría todas las noches pidiendo luz, calor y vida. El tiempo fue pasando y la mente del hombre siguió abriéndose, con lo que el viejo dios solar volvió a quedarse pequeño. De pronto, el ser humano dio un nuevo salto y proyectó un dios bajo la imagen antropomórfica y heroica de sí mismo. Un dios que galopa en su caballo dorado y se aparece grandioso en los sueños de los visionarios. Un dios que señala el camino de la guerra y de la caza. Una nueva apertura acontece a la mente de la humanidad.

En pleno desarrollo de la Era Patriarcal, el ser humano proyecta un Dios-Padre que habita en los cielos, que te ve sin ser visto y que tiene el poder de premiar y castigar, como lo haría un superpadre o un supra-rey. Un nuevo dios que, a la imagen de cualquier monarca de la época, exige adoración a su nombre, marca las reglas del juego y nombra a súbditos sacerdotales para intermediar su acción. Un ente tan benévolo como justiciero y tan castigador como misericordioso.

El tiempo pasa y una nueva apertura acontece en la conciencia de la humanidad. El Dios trascendenteque está en alejados cielos, poco a poco se convierte en el Dios inmanente que entra en el corazón del hombre. Un Dios que ya no necesita de intermediarios sacerdotales. Su ley es silenciosa e íntima, personal e individualizada. Ya no hay códigos oficiales y cada ser humano tiene su particular relación con Él. Y si en tiempos pasados la oración repetitiva era su rito de conexión, ahora es la meditación
y la consciencia la que lo revela. En este contexto, la mente del ser humano sigue abriéndose y Lo Profundo comienza a emerger, haciéndonos saber que nadie precisa de la salvación porque somos
plenamente inocentes y evolucionamos hacia la lucidez supramental. La nueva proyección de lo divino es el sí mismo. Dios deja ya de ser un ente personal y se convierte en un estado de conciencia transpersonal al que uno se dirige, paso a paso, a lo largo de la evolución.

Tras la hegemonía de las ideologías y de las proyecciones del Espíritu, brota la conciencia testigo, el “darse cuenta”, la observación neutra y desapegada que relativiza todo lo pensable. Un vacío ecuánime como esencia de todo. Uno ya no está en el Universo, de pronto es el Universo el que está dentro de la propias profundidades de la mente. Tras un largo proceso de diferenciación, todo deviene integrado en una unidad supraconsciente. Uno realiza que no existe luz y oscuridad, sino
que en realidad, es tan sólo su mente la que percibe Luz y ausencia de Luz. La dualidad mental se trasciende hacia una nueva identidad esencial e inefable, El Ser se recrea como Océano de Conciencia e Infinitud. Y así como la Luz es tiempo cero y ocupa todos los espacios, de la misma forma, la verdadera naturaleza de la mente es omnipresente, ocupa la totalidad y un presente infinito. De pronto, uno ES.


144 AVENIDAS NEURONALES HACIA EL YO PROFUNDO

JOSÉ MARIA DORIA

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ÉTER - EL 5º ELEMENTO

Éter: el quinto y más sutil de los cinco elementos - tierra, aire, fuego, agua y éter. Empíricamente, el espacio sútil o etérico, plasma fluído que llena el universo, interno y externo. Esotéricamente, la mente, el estrato superconciente que sostiene todo lo que existe potencialmente o realmente, donde todas las transacciones son grabadas. ( AKASICOS )

La energía del éter es la fuerza que fluye constantemente desde las profundidades del Universo, uniendo al hombre con la Creación.
Aparece en los espacios huecos del cuerpo humano, incluido el centro de la columna espinal, las venas, las arterias, los nervios, los órganos internos y las distintas cavidades corporales, representan el elemento éter.
Los tres polos eléctricos del cuerpo asociados al éter son: la cabeza (+), el sacro(neutro) y el arco plantar de los pies (-).

El éter es una substancia extremadamente ligera que ocupa todos los espacios vacíos como un fluido.

En las Ciencias Ocultas, el éter atrae y favorece el pensamiento mágico…

BENEFICIOS TERAPEÚTICOS DE LOS CUENCOS DE CUARZO

BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DE LOS CUENCOS DE CUARZO

● Los Cuencos de Cuarzo son una de las nuevas herramientas de sanación más poderosas del Universo, con propiedades curativas comprobadas científicamente.

●A través del sonido penetran las células, activando y regenerando la memoria celular para sanar y modificar patrones físicos, emocionales, mentales, y espirituales desalineados (la estructura celular del cuerpo humano está conformada fundamentalmente por sales Cristalinas
de Sílice -cuarzo-, lo que significa que la esencia de un Cristal es idéntica a la del ser humano).

●Generan estados cerebrales de profunda relajación, liberando stress y tensiones del cuerpo. Disminuyendo cualquier tipo de actividad mental excesiva, para lograr estados de bienestar, paz y alegría.

●Aumentan la energía por medio de la estimulación del líquido cefalorraquídeo (posiblemente la forma física de la energía Kundalini)

●Impulsan al A.D.N. para localizar rápidamente la proteína que necesita para reproducirse, re…

Cristales de Sanación para Mujeres - LABRADORITA

Aunque la la labradorita se descubrió en el año 1.770 en la Península del Labrador (Canadá), se sabe por relatos, cuentos, leyendas y dibujos antiguos que era un mineral utilizado desde tiempos remotos por magos, magas y sacerdotisas.  Se dice que era la piedra de Merlín y de Morgana.  Sea como fuere, lo cierto es que la labradorita posee un peculiar poder mágico al reflejar la luz sobre ella y mostrar unos colores que parecen realmente sobrenaturales.  Es una piedra lunar, femenina y enigmática, muy afín a la energía femenina.

PARA EL CUERPO:  A nivel físico la Labradorita alivia los dolores de la menstruación si la sitúas sobre tu zona pélvica.  También es una gran remedio vibracional para potenciar el sistema inmunológico en etapas de preocupación o esfuerzo físico si te sientes con falta de vitalidad y si además te resfrías con frecuencia, el autotratamiento con labradorita te proporcionará resultados excelentes.

Procedimiento:  adquiere una Labradorita natural, que no esté facet…