Ir al contenido principal

LAS LLAVES...



Las llaves han sido, desde tiempos muy antiguos, símbolos de poder ya que con ella podemos tanto abrir como cerrar. Quien tiene la llave poseerá un poder especial porque con ella podrá abrir cualquier puerta ya sea material o energética y así todos los secretos de la vida estarán a su disposición.

Hay quienes atribuyen a las llaves el poder de concederte “la suerte” y por eso las guardan y atesoran para sentir que poseen un amuleto eficaz.

Al dios romano de los portales, Jano, se le pinta con llaves en la mano, como atributo de sus funciones y símbolo de un poder especial: el de guardar los secretos.

La Tradición pictórica cristiana recuerda a Pedro como el encargado de las llaves del reino de los cielos y tal vez por eso el escudo papal de la iglesia romana ostenta dos llaves con las que acceden a muchos secretos aún no revelados.

En la edad media y en muchos cultos o sectas la entrega de la llave era un acto simbólico de iniciación en que dejabas una etapa atrás e iniciabas un nuevo camino

Para los hombres de leyes simbolizan la cesión poderes jurídicos y por eso, las llaves, suelen estar presentes en sus ceremonias.

En la actualidad, en muchos lugares, los gobernantes hacen entrega de las llaves de la cuidad a personas para honrarlas y decirles así que siempre son bienvenidas a ese lugar y que “están como en casa”.

En Japón las llaves son símbolos de prosperidad y fortuna porque con ellas se abren las despensas del arroz y en el sentido espiritual son el símbolo de que estás listo para acceder a las riquezas ocultas.

Se habla, también, de las “llaves de la sabiduría” porque quien se esfuerza en alcanzar el máximo de sapiencia podrá abrirse camino derribando todos los obstáculos que mantiene en la oscuridad.

Muchos cuentos y leyendas populares suele aparecer una llave que dará acceso a cosas ocultas o secretas.

En fin… nadie puede negar que la llave posee cierta fascinación, sobre todo para quienes desean “abrir” alguna puerta soñada, ya sea en el amor, el dinero, la sabiduría, los placeres y sobre todo la buena suerte.

Puedes crear tu propio amuleto con una llave antigua, o que ya no uses y lavarla muy bien en agua corriente, enterrarla por un día en la tierra, ponerla una noche a la luz de la Luna llena, un día a la luz del sol y luego guardarla en tu cartera o en un cajón de tu closet.
Si pasas por momentos de inseguridad, tensión o dificultades, toma tu amuleto de llave y sostenlo unos minutos en tu mano para absorber la energía positiva que te transmite y calmar tu inquietud. Luego vuelve a guardarla donde siempre.

Si alguna vez, andando por estos caminos de la vida, encuentras una llave, recógela, límpiala muy bien y guárdala como tu mejor talismán. Es sinónimo de buena suerte y de que los Ángeles la han puesto en tu camino.

Deseo que tus caminos sean felices y que no encuentres ninguna puerta cerrada con este amuleto.

Me®

La Séptima Llave (tomado de la red)

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ÉTER - EL 5º ELEMENTO

Éter: el quinto y más sutil de los cinco elementos - tierra, aire, fuego, agua y éter. Empíricamente, el espacio sútil o etérico, plasma fluído que llena el universo, interno y externo. Esotéricamente, la mente, el estrato superconciente que sostiene todo lo que existe potencialmente o realmente, donde todas las transacciones son grabadas. ( AKASICOS )

La energía del éter es la fuerza que fluye constantemente desde las profundidades del Universo, uniendo al hombre con la Creación.
Aparece en los espacios huecos del cuerpo humano, incluido el centro de la columna espinal, las venas, las arterias, los nervios, los órganos internos y las distintas cavidades corporales, representan el elemento éter.
Los tres polos eléctricos del cuerpo asociados al éter son: la cabeza (+), el sacro(neutro) y el arco plantar de los pies (-).

El éter es una substancia extremadamente ligera que ocupa todos los espacios vacíos como un fluido.

En las Ciencias Ocultas, el éter atrae y favorece el pensamiento mágico…

BENEFICIOS TERAPEÚTICOS DE LOS CUENCOS DE CUARZO

BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DE LOS CUENCOS DE CUARZO

● Los Cuencos de Cuarzo son una de las nuevas herramientas de sanación más poderosas del Universo, con propiedades curativas comprobadas científicamente.

●A través del sonido penetran las células, activando y regenerando la memoria celular para sanar y modificar patrones físicos, emocionales, mentales, y espirituales desalineados (la estructura celular del cuerpo humano está conformada fundamentalmente por sales Cristalinas
de Sílice -cuarzo-, lo que significa que la esencia de un Cristal es idéntica a la del ser humano).

●Generan estados cerebrales de profunda relajación, liberando stress y tensiones del cuerpo. Disminuyendo cualquier tipo de actividad mental excesiva, para lograr estados de bienestar, paz y alegría.

●Aumentan la energía por medio de la estimulación del líquido cefalorraquídeo (posiblemente la forma física de la energía Kundalini)

●Impulsan al A.D.N. para localizar rápidamente la proteína que necesita para reproducirse, re…

Cristales de Sanación para Mujeres - LABRADORITA

Aunque la la labradorita se descubrió en el año 1.770 en la Península del Labrador (Canadá), se sabe por relatos, cuentos, leyendas y dibujos antiguos que era un mineral utilizado desde tiempos remotos por magos, magas y sacerdotisas.  Se dice que era la piedra de Merlín y de Morgana.  Sea como fuere, lo cierto es que la labradorita posee un peculiar poder mágico al reflejar la luz sobre ella y mostrar unos colores que parecen realmente sobrenaturales.  Es una piedra lunar, femenina y enigmática, muy afín a la energía femenina.

PARA EL CUERPO:  A nivel físico la Labradorita alivia los dolores de la menstruación si la sitúas sobre tu zona pélvica.  También es una gran remedio vibracional para potenciar el sistema inmunológico en etapas de preocupación o esfuerzo físico si te sientes con falta de vitalidad y si además te resfrías con frecuencia, el autotratamiento con labradorita te proporcionará resultados excelentes.

Procedimiento:  adquiere una Labradorita natural, que no esté facet…