Ir al contenido principal

PERMITE QUE EL PASADO SE CONVIERTA EN PASADO


Permite que el pasado se convierta en pasado

En mi opinión, desperdiciamos mucha parte de nuestra vida presente –de este único e irrepetible presente- añorando eso que llamamos pasado.

En muchas ocasiones volvemos al pasado porque contiene muchas cosas que ahora no tenemos. Y volvemos a él tanto para bien –para disfrutar con lo bueno que hubo- como para mal –para recordar el sufrimiento-.

No es malo regresar al pasado siempre y cuando se tenga claro que ya es pasado. Y que lo actual, lo vivo –que es lo que toca vivir- es el presente y es la realidad tangible.

Pretender regresar al pasado para quedarse en él es un disparate, algo materialmente imposible, y es una tendencia de quienes lo comparan con su actualidad, añoran las cosas, la felicidad, o las personas que habían entonces, y no son capaces de construir un presente pleno en el que las condiciones cambien continuamente, o puedan cambiar, y la realidad de la no permanencia de las cosas y las personas es la norma general e irrechazable.

Está bien traer los recuerdos del pasado al presente, bien para disfrutarlos de nuevo o para aprender de lo que no se quiere volver a repetir. Está bien. Es enriquecedor. Puede llegar a ser muy agradable. Pero no hay que olvidar que el pasado es una etapa que ya terminó, que no se puede revivir físicamente de nuevo, y que si uno sólo extrae de él la frustración de su ausencia eso se convierte en contraproducente. En auto-agresivo.

Si uno regresa de su paseo por el pasado con una mala sensación, tal vez sea mejor no repetirlo.

El pasado es el contenedor de lo que hemos vivido hasta ahora, y es loable aprovechar cuanto nos pueda aportar. Es una maravilla esto de tener memoria y una mente capaz de recrear de algún modo algo que ya no existe y a lo que sería imposible regresar sin su colaboración.

Y creo que esta capacidad es un regalo divino, y que hay que aprovecharla. Siento que todo aquello que el Creador nos ha concedido es porque es bueno para nosotros.

Lo que no me parece correcto es pretender instalarse en el pasado como refugio de una huída, no querer estar en el presente, que es lo que corresponde ahora, y perderse este presente –precisamente- porque no estar totalmente en él.

No hay que olvidar que al mismo tiempo que estamos viviendo el presente lo estamos convirtiendo en nuestro pasado, por lo que conviene vivirlo bien, para que cuando regresemos a él –ya como pasado- sea motivo de satisfacción. El destino del presente es convertirse en pasado. Somos una fábrica de pasados.

El pasado pasó, y esto va más allá de una aparente obviedad o un juego de palabras.

El pasado no es más que una sucesión de presentes, y la responsabilidad es el presente. ¿Qué puedo hacer hoy, ahora, para que cuando sea pasado me sea grato y satisfactorio de recordar?, ¿Qué no he de hacer hoy, ahora, para que no tenga que arrepentirme más adelante?

Emocionalmente, sería mucho más fácil aceptar con naturalidad que las cosas y las personas pasan y desaparecen, y eso es rotundo e irrechazable. No se puede negociar la permanencia eterna de las personas y las cosas. No hay diablo que pueda pactar eso por muy apetitosa que sea el alma que se le ofrece.

Todo el presente es un regalo maravilloso que pasa desapercibido durante la mayor parte del tiempo.

Nos parece tan normal esto de estar vivos, de acostarnos cada noche con la seguridad de que al día siguiente nos despertaremos y habrá luz, que no tomamos consciencia de eso.

Y no le agradecemos continuamente, a quien corresponda, que tengamos este regalo, que podamos sentir placeres o disfrutar de nuestros sentidos, que podamos emocionarnos, gozar, disfrutar…

Ahora, pero ahora mismo, antes de que este ahora desaparezca, es cuando hay que vivir este irrepetible presente. No aplazarlo para luego por eso de que disponemos de muchos efímeros presentes. De este ya no dispondremos jamás.

La vida sigue, como has podido comprobar cada Año Nuevo o cuando cumples años. Y cada vez queda menos vida, aunque la consciencia de ello te dure muy poco. “Mejor no pensar en eso”, se suele decir.

Mejor SÍ pensar en eso. Mejor darse cuenta. Eso no amarga la vida, sino que, al contrario, permite vivir con más atención e intensidad. Así, cuando este presente se vaya al pasado irá pleno, vivido, lleno de contenido, pero, sobre todo, nos habrá dejado la sensación de estar viviendo, de verdad, la vida.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales es el creador de la web www.buscandome.es orientada al Desarrollo y Crecimiento Personal y Espiritual de las personas interesadas en el mejoramiento de su vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ÉTER - EL 5º ELEMENTO

Éter: el quinto y más sutil de los cinco elementos - tierra, aire, fuego, agua y éter. Empíricamente, el espacio sútil o etérico, plasma fluído que llena el universo, interno y externo. Esotéricamente, la mente, el estrato superconciente que sostiene todo lo que existe potencialmente o realmente, donde todas las transacciones son grabadas. ( AKASICOS )

La energía del éter es la fuerza que fluye constantemente desde las profundidades del Universo, uniendo al hombre con la Creación.
Aparece en los espacios huecos del cuerpo humano, incluido el centro de la columna espinal, las venas, las arterias, los nervios, los órganos internos y las distintas cavidades corporales, representan el elemento éter.
Los tres polos eléctricos del cuerpo asociados al éter son: la cabeza (+), el sacro(neutro) y el arco plantar de los pies (-).

El éter es una substancia extremadamente ligera que ocupa todos los espacios vacíos como un fluido.

En las Ciencias Ocultas, el éter atrae y favorece el pensamiento mágico…

BENEFICIOS TERAPEÚTICOS DE LOS CUENCOS DE CUARZO

BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DE LOS CUENCOS DE CUARZO

● Los Cuencos de Cuarzo son una de las nuevas herramientas de sanación más poderosas del Universo, con propiedades curativas comprobadas científicamente.

●A través del sonido penetran las células, activando y regenerando la memoria celular para sanar y modificar patrones físicos, emocionales, mentales, y espirituales desalineados (la estructura celular del cuerpo humano está conformada fundamentalmente por sales Cristalinas
de Sílice -cuarzo-, lo que significa que la esencia de un Cristal es idéntica a la del ser humano).

●Generan estados cerebrales de profunda relajación, liberando stress y tensiones del cuerpo. Disminuyendo cualquier tipo de actividad mental excesiva, para lograr estados de bienestar, paz y alegría.

●Aumentan la energía por medio de la estimulación del líquido cefalorraquídeo (posiblemente la forma física de la energía Kundalini)

●Impulsan al A.D.N. para localizar rápidamente la proteína que necesita para reproducirse, re…

Cristales de Sanación para Mujeres - LABRADORITA

Aunque la la labradorita se descubrió en el año 1.770 en la Península del Labrador (Canadá), se sabe por relatos, cuentos, leyendas y dibujos antiguos que era un mineral utilizado desde tiempos remotos por magos, magas y sacerdotisas.  Se dice que era la piedra de Merlín y de Morgana.  Sea como fuere, lo cierto es que la labradorita posee un peculiar poder mágico al reflejar la luz sobre ella y mostrar unos colores que parecen realmente sobrenaturales.  Es una piedra lunar, femenina y enigmática, muy afín a la energía femenina.

PARA EL CUERPO:  A nivel físico la Labradorita alivia los dolores de la menstruación si la sitúas sobre tu zona pélvica.  También es una gran remedio vibracional para potenciar el sistema inmunológico en etapas de preocupación o esfuerzo físico si te sientes con falta de vitalidad y si además te resfrías con frecuencia, el autotratamiento con labradorita te proporcionará resultados excelentes.

Procedimiento:  adquiere una Labradorita natural, que no esté facet…