Ir al contenido principal

EL ESTÓMAGO, UN MAESTRO...



Como dice Joman Romero en su libro “Conocernos”:

El estómago está emocionalmente ligado a la comida, el amor, el afecto, la supervivencia, la recompensa y a la madre. Sustituimos nuestra necesidad de afecto y amor por comida en momentos de pérdida, separación o muerte, o para mitigar tensiones económicas o materiales, etc.

Los problemas de estómago están relacionados con mucha frecuencia con el “pan de cada día”, es decir, que atañen sobre todo a los aspectos materiales de la vida, sea en el ámbito del trabajo o en el afectivo. Nos indican que estamos angustiados y que nos sentimos inseguros porque tenemos dificultades en el control del mundo material. Estamos preocupados por contrariedades económicas, profesionales, escolares o judiciales y no paramos de darle vueltas de una manera obsesiva, ya que tenemos mucha ansiedad por el porvenir.

¿Cómo ayudar desde el plano emocional a que los problemas de estómago se sanen?

1.- Toma conciencia de tus sentimientos cuando lo que suceda en tu vida sea difícil de “digerir”. El dolor de estómago es un buen indicador de que algo indigestible marca ese momento de tu existencia, o te transporta a una experiencia previa asociada al presente y que debes de sanar.

2.- No te “tragues” aquello con lo que no estés de acuerdo, mordiéndote la lengua y las palabras que dirías en ese momento. Aprende a decir que no, a reafirmarte y a dejar pasar esos trenes que no te llevarán a donde quieres llegar.

3.- Tampoco te “tragues” relaciones tóxicas por temor a defraudarlas o por miedo a la culpa. Aléjate de quien no te alegre la vida.

4.-Si hay una “contrariedad indigesta” en tu vida, toma uno de los caminos, el que más se alinee con tu finalidad en la vida, no permanezcas demasiado tiempo en la indecisión.

5.-Si ya te “tragaste” algo que no puedes vomitar, trata que de no te contamine. Absorbe de la experiencia lo útil y lo desechable saldrá de manera natural. Acepta que cada hecho que nos sucede nos transforma.

6.- Si una situación “te levanta el estómago”, haz caso a esa señal del cuerpo y decide sabiamente como no nutrirte de ella.

7.- Si sientes mariposas en el estómago, éstas anuncian transformación. Ábrete a sentir: el bienestar de sus aleteos te impulsará hacia lo nuevo, pero si es malestar lo que te produce ese revoloteo, aléjate a un lugar seguro.

8.- La sensación de vacío en el estómago (cuando la nutrición es adecuada), te habla de insatisfacción existencial. Evita el autoengaño y revisa con atención y sinceridad que áreas de tu vida están desatendidas.

9.- Un acumulo de gases en el estómago te están invitando a tomar conciencia de las ideas que en el día se han quedado por digerir.

10.-Las repetitivas nauseas te hablan de excesiva desconfianza. Por experiencias del pasado, has aprendido a defenderte de lo que te rodea, pero ahora es excesivo. El miedo se cura con dosis de confianza y afrontamiento.



Carmen Guerrero

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ÉTER - EL 5º ELEMENTO

Éter: el quinto y más sutil de los cinco elementos - tierra, aire, fuego, agua y éter. Empíricamente, el espacio sútil o etérico, plasma fluído que llena el universo, interno y externo. Esotéricamente, la mente, el estrato superconciente que sostiene todo lo que existe potencialmente o realmente, donde todas las transacciones son grabadas. ( AKASICOS )

La energía del éter es la fuerza que fluye constantemente desde las profundidades del Universo, uniendo al hombre con la Creación.
Aparece en los espacios huecos del cuerpo humano, incluido el centro de la columna espinal, las venas, las arterias, los nervios, los órganos internos y las distintas cavidades corporales, representan el elemento éter.
Los tres polos eléctricos del cuerpo asociados al éter son: la cabeza (+), el sacro(neutro) y el arco plantar de los pies (-).

El éter es una substancia extremadamente ligera que ocupa todos los espacios vacíos como un fluido.

En las Ciencias Ocultas, el éter atrae y favorece el pensamiento mágico…

BENEFICIOS TERAPEÚTICOS DE LOS CUENCOS DE CUARZO

BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DE LOS CUENCOS DE CUARZO

● Los Cuencos de Cuarzo son una de las nuevas herramientas de sanación más poderosas del Universo, con propiedades curativas comprobadas científicamente.

●A través del sonido penetran las células, activando y regenerando la memoria celular para sanar y modificar patrones físicos, emocionales, mentales, y espirituales desalineados (la estructura celular del cuerpo humano está conformada fundamentalmente por sales Cristalinas
de Sílice -cuarzo-, lo que significa que la esencia de un Cristal es idéntica a la del ser humano).

●Generan estados cerebrales de profunda relajación, liberando stress y tensiones del cuerpo. Disminuyendo cualquier tipo de actividad mental excesiva, para lograr estados de bienestar, paz y alegría.

●Aumentan la energía por medio de la estimulación del líquido cefalorraquídeo (posiblemente la forma física de la energía Kundalini)

●Impulsan al A.D.N. para localizar rápidamente la proteína que necesita para reproducirse, re…

Cristales de Sanación para Mujeres - LABRADORITA

Aunque la la labradorita se descubrió en el año 1.770 en la Península del Labrador (Canadá), se sabe por relatos, cuentos, leyendas y dibujos antiguos que era un mineral utilizado desde tiempos remotos por magos, magas y sacerdotisas.  Se dice que era la piedra de Merlín y de Morgana.  Sea como fuere, lo cierto es que la labradorita posee un peculiar poder mágico al reflejar la luz sobre ella y mostrar unos colores que parecen realmente sobrenaturales.  Es una piedra lunar, femenina y enigmática, muy afín a la energía femenina.

PARA EL CUERPO:  A nivel físico la Labradorita alivia los dolores de la menstruación si la sitúas sobre tu zona pélvica.  También es una gran remedio vibracional para potenciar el sistema inmunológico en etapas de preocupación o esfuerzo físico si te sientes con falta de vitalidad y si además te resfrías con frecuencia, el autotratamiento con labradorita te proporcionará resultados excelentes.

Procedimiento:  adquiere una Labradorita natural, que no esté facet…